Pacientes recuperados de Covid 19 llaman a donar plasma

Un sentido llamado a aquellos pacientes que padecieron COVID-19 y ya están recuperados, realizaron donantes altruistas sensibilizados con la experiencia de haber sobrevivido a la enfermedad y comprobar que la terapia con plasma hiperinmune que está siendo aplicada en Hospital Base Valdivia ha permitido sanar a 41 pacientes tanto de la región de Los Ríos como del Bío Bío.

El primero en relatar su difícil vivencia es Sebastián Zúñiga, egresado de
gastronomía de veintiún años, quien precisa que “yo fui paciente de COVID junto a mi familia y fue un proceso bastante delicado donde mi papá y mi hermana estuvieron hospitalizados. Mi papá estuvo casi un mes, mi hermana estaba embarazada y el factor más determinante en este proceso para que ella pudiera salir adelante junto a su bebé fue este tratamiento que de verdad la ayudó. Nosotros veíamos el panorama bastante feo, entonces la experiencia que tuvimos con el tratamiento fue genial.”

Y añade que “ella se sanó gracias a ese tratamiento que le hicieron, eso es lo que a mí me motivó como paciente recuperado a poder donar mis anticuerpos para que otra persona pueda ser tratada y ojalá pueda ser sanada igual. Lo primero que a uno motiva es que vivir esta experiencia tan a fondo, saber que hay personas que lo están igual que tú o quizá en peores condiciones te hace pensar que de verdad hay mucha gente que necesita ayuda.”

Cabe señalar que en su reciente visita al principal establecimiento asistencial de Los Ríos el Ministro de Salud, doctor Enrique Paris, por primera vez manifestó su público orgullo sobre el trabajo realizado por la Unidad de Medicina Transfusional del HBV señalando que “este tipo de iniciativas hay que aplaudirlas y estimularlas,” ello tras conocer el caso de la familia Zúñiga.

En este sentido Sebastián es enfático en reiterar que “ahora el hospital necesita más que nunca a personas que donen sus anticuerpos para poder tratar, están subiendo bastante los contagios y yo creo que es labor de nosotros hacer que estos mismos contagios bajen y poder ayudar a los que ya están más críticos en el hospital, lo digo de todo corazón: se puede ser solidario de esa forma más allá del dinero, en internet salen muchas cosas de que en el Hospital Base Valdivia hay un tratamiento que es demasiado efectivo contra el COVID-19 que puede salvar y que está salvando bastantes vidas.”

A su vez Carlos Asenjo, médico broncopulmonar infantil de Hospital Base Valdivia señala que adquirió el SAR-CoV2 a principios de marzo siendo esta la experiencia más conmovedora de su vida que lo obliga a referirse “no como médico sino como una persona igual que cualquiera de ustedes y la verdad que uno al aportar con un pequeño grano de arena en esta enfermedad emergente que trajo muchas muertes a nivel mundial –creo- es una obligación de todos como chilenos, como seres humanos, cristianos o no, de aportar y salvar vidas de la forma más mínima en la cual podemos colaborar. La donación es una experiencia bastante corta al extraer
el plasma de nuestra sangre que no dura más allá de veinte minutos. Veinte minutos que uno puede regalar vida a cualquier persona que lo necesite tanto niños como adultos que están padeciendo esta enfermedad.”

Continúa su testimonio subrayando la importancia de empatizar con el otro en estos momentos de tanta incertidumbre en que “la verdad es que la angustia, el sufrimiento, todo el dolor que puede padecer una persona y su familia que han contagiado esta enfermedad, nos ha hecho a todos aquellos que estamos más en contacto con el dolor humano en servicios de salud de todo el país y de todo el mundo a ayudar de la única forma en que podemos.”

Consultado respecto de cuál es la forma que él sugiere para abordar
colaborativamente esta pandemia, el doctor Asenjo precisa que “aún no hay
vacunas, aún no hay tratamientos efectivos, solamente orar y colaborar en forma científica, médica, humana a ayudar y salvar a la gente. No hay fines de lucro en esto solamente la ayuda de un ser humano a otro ser humano que lo necesita. Y esa es la única motivación que deberíamos tener todos aquellos que nos hemos contagiado esta enfermedad y no más que eso, recuerden que el día de mañana puede ser nuestro familiar el que esté ahí en una camilla conectado a ventilación mecánica, nuestros padres, nuestros hijos, nuestros hermanos, nuestros amigos.

Es por eso que llamo a todo aquel que ha padecido o que ha tenido la sospecha de esta enfermedad a hacerse el examen de convaleciente y saber si realmente es un donante potencial y ayudar a todo aquel que lo necesite.”
En términos numéricos, a la fecha el trabajo transfusional del HBV ha permitido realizar 43 tratamientos con plasma hiperinmune SARS-CoV-2 de donantes locales de los cuales sólo dos pacientes han fallecido debido a que poseían otras patologías de base evolucionando a falla orgánica múltiple; mientras que los 41 pacientes transfundidos sobrevivientes gracias al tratamiento se disgregan en: 37 atendidos en HBV, 2 en Clínica Alemana Valdivia y otros 2 en Hospital Dr. Víctor Ríos Ruíz de Los Ángeles -este último externo a la Macrozona Sur Austral-, proyectándose como una alternativa viable para el tratamiento del COVID-19 a corto plazo y con un costo eficiente en el manejo de camas críticas.

Entre los requisitos para donar plasma hiperinmune destacan el haberse
recuperado del COVID-19, estar asintomático y ser mayor de edad siendo la
excepción aquellas mujeres que han estado embarazadas. Para evaluar si la
persona posee el perfil de donante se debe llamar al fono +56935186811 o escribir al correo donaplasmalosrios@gmail.com tras lo cual se le indicará fecha y hora para asegurar una donación rápida y eficaz en el Banco de Sangre de Hospital Base Valdivia.

Comparte este contenido de VoceroRegional.cl