9 jóvenes en Los Ríos rinden desde hoy la PSU Inclusiva

Este año, se está innovando decididamente en el ámbito de inclusión de personas con discapacidad durante el proceso de inscripción y rendición de la PSU.

De esta forma, se realizaron cambios en la fase de inscripción y difusión, modificando el momento de la solicitud de ajustes, difundiendo en formatos accesibles y ofreciendo el servicio de videointerpretación en lengua de señas chilena para posibilitar la comunicación entre las personas sordas y la mesa de ayuda del DEMRE.

Estas medidas, significaron aumentar el número de solicitudes, de 92 el año anterior a 720 el presente. Tras la revisión de cada caso por el equipo técnico interdisciplinario que se constituyó para estos fines con académicos y especialistas de Instituciones de Educación Superior, SENADIS y MINEDUC, se otorgaron ajustes a 452 estudiantes con discapacidad.

En ese sentido, la Seremi de Desarrollo Social Viviana Villalobos junto al Rector de la UACh Oscar Galindo, la Seremi de Educación y directora de SENADIS acompañaron hasta el Liceo Comercial de Valdivia a Javiera, una joven de la comuna de Máfil que presenta discapacidad cognitiva y que rendirá la PSU Inclusiva.

La seremi Villalobos señaló que “a nivel nacional hemos incrementado los jóvenes que llegan a probar una oportunidad para ingresar a la educación superior, y eso como Gobierno nos tiene muy contentos y comprometidos por seguir avanzando hacia nuestra reforma educacional, la gratuidad, y sin duda la inclusión social, donde en a región son 9 y a nivel país, más de 450 jóvenes contarán con esta asistencia al momento de dar la PSU”

Muy contenta y esperanzada se mostró Ximena Laurence, madre de Javiera, quien dijo “es una tremenda oportunidad de incluir a mi hija para dar la prueba de selección universitaria, ahora podrá contar con toda la asistencia y ayuda para desarrollar de buena forma esta etapa tan relevante para ella y toda la familia”

Para los estudiantes con discapacidad física, los ajustes consideran la sala común o sala de ajustes individual. Su ubicación debe ser preferente y recibirá un macrotipo de hoja de respuestas y un computador sin sintetizador para la comunicación y lectura. La persona puede recibir agua y alimentos, medicamentos e implementos médicos, además de una mesa adecuada para silla de ruedas.

También se consideran ajustes para los estudiantes con discapacidad intelectual o trastornos del espectro autista. Para estos últimos se contempla que rindan la PSU en una sala individual o con cinco estudiantes máximo. Podrán estar acompañados por una persona de confianza y tener tiempo adicional y apoyo del examinador para repetir las instrucciones.

Comparte este contenido de VoceroRegional.cl