Fiscalización a barcazas en la región concluyó con alta infraccionalidad

Las barcazas que trasladan pasajeros y vehículos en los lagos Pirehueico y Ranco como en el cruce Niebla-Corral mostraron serias deficiencias en materia de higiene y seguridad, extensión de jornadas y otras de orden técnico, las que fueron advertidas en una acción fiscalizadora realizada por el equipo inspectivo de la Unidad de Seguridad y Salud Laboral de la dirección nacional del Trabajo, apoyado por la unidad local de fiscalización y con la presencia de representantes de la Armada de Chile.

La tarea inspectiva la cumplieron Jonathan Jiménez, Lionel Cancino, Sely Alonso quienes vinieron expresamente de Santiago junto a Félix Fuentes y Pablo Gutierrez de la IPT de Valdivia.

“El objetivo de nuestra presencia en esta región es apoyar la labor de fiscalización regional en áreas de alto riesgo como son las barcazas que movilizan personas y vehículos. Nuestra tarea se ha cumplido cabalmente con la entrega de productos tales como sanciones – entre siete y 9 que es el máximo por cada nave inspeccionada- incluso con suspensiones” manifestó Jonathan Jiménez, jefe nacional de la USESAL”

Laura Vásquez, directora regional del Trabajo recordó a bordo de la barcaza Cullamó, que hace el cruce entre Niebla y Corral, que esta acción responde a un programa nacional de fiscalización como a un convenio suscrito este año entre la Directemar y la Dirección del Trabajo: “La realidad ha demostrado la necesidad de las fiscalizaciones conjuntas entre la DT y la Armada de Chile lo que nos ha permitido comprobar diversas irregularidades lo que cabe corregir a la brevedad. Ahora, con el apoyo de nuestros colegas de Santiago, procedimos a efectuar una profunda fiscalización que alcanzó incluso aspectos técnicos como la observación de las salas de máquina de las naves inspeccionadas”

Comparte este contenido de VoceroRegional.cl