Expectación provocó en Valdivia visita de moderno auto eléctrico “Soki”

La historia de Soki comenzó el año 2014,  cuando la empresa nacional VoZE EV irrumpió en el mercado con “Lüfke”, el primer vehículo eléctrico hecho en Chile que contó con apoyo de un Semilla Corfo. Tras un proceso de aprendizaje, y esta vez con el apoyo de la línea Validación y Empaquetamiento de Innovaciones de dicha entidad estatal, los emprendedores crearon “Sôki” (que significa dos en lengua Selknam), un modelo mejorado, 100% eléctrico, pensado para trasladar a dos personas en ciudades congestionadas.

Este nuevo modelo de vehículo eléctrico cuenta con mayor velocidad, gracias a una batería más grande de 4.2 Kw que se carga en 3 horas, y un motor In-Wheel de 7Kw que logra una autonomía de 60 kilómetros.

Según su creador, el mecánico industrial Daniel Pavez,  “Sôki” tendrá un valor estimado en el mercado de $8.250.000. Las expectativas, añade Pavez, es superar el impacto del modelo antecesor,  ya que contó con una metodología basada en la creación de un diseño automotriz y no una invención. “El modelo Lüfke tuvo un desarrollo que tomó tres años, mientras que el Sôki  fue fabricado durante ocho meses, por lo que la curva de aprendizaje es mayor y con mejores resultados”, destacó.

El desarrollo del vehículo eléctrico “Sôki” fue apoyado por Corfo a través del Programa de Innovación Tecnológica Empresarial, en la línea “Validación y Empaquetamiento de Innovaciones” que entrega cofinanciamiento a proyectos que impliquen el desarrollo o mejoramiento de productos innovadores, que sean nuevos para el mercado. “El apoyo de Corfo para este tipo de desarrollos es vital, además del financiamiento económico, estos programas permiten abrir un nicho de desarrollo de tecnología nacional”,  resaltó Daniel Pavez. En Valdivia el Automóvil recorrió las calles la mañana de ayer demostrando que en Chile es posible desarrollar tecnología de punta sustentable.

Para Ricardo Millán, director regional  de Corfo este tipo de proyectos es fundamental para el ecosistema. “Traer un vehículo fabricado 100% en Chile nos permite pensar que este país es factible desarrollar innovación de gran escala y que está disponible para las regiones. Nosotros esperamos que podamos realizar innovaciones de este tipo en la Región de Los Ríos. La Corfo tiene financiamientos que permite  validar  prototipos y lo que hacemos es acompañar a los empresarios en este riesgo. Lo que buscamos es también aumentar el desarrollo de proyectos de innovación”.

Con relación al tema energético, el seremi de la cartera Pablo Díaz, sostuvo que “como Ministerio de Energía apoyamos este tipo de iniciativas que para nosotros son fundamentales. Lo primero, es que se demuestra que al pensar de manera eficiente y haciendo un buen uso de la energía, se puede hacer innovación en Chile. Además, esto va directamente ligado a la Política Nacional de Energía al 2050, la cual está en consulta pública y que tiene entre sus lineamientos fuertemente el componente de transporte sustentable. De esta forma nos planteamos metas muy ambiciosas, como por ejemplo que de aquí al 2050, el transporte, a lo menos público, tendrá en un 100% criterios de sustentabilidad y eficiencia energética; tal como este vehículo lo tiene hoy en día”.

Finalmente Ana María Bravo, Seremi de Economía señaló, “estos son ejemplos concretos de como la innovación puede solucionar problemas reales al mismo tiempo que crear negocios, generar nuevos empleos y dinamizar la economía. Tenemos que trasformar nuestra estrategia productiva, si de verdad queremos crecimiento sostenido, de largo plazo, necesitamos que más emprendedores se atrevan a desarrollar ideas como estas. La Agenda de Productividad, Innovación y Crecimiento que estamos impulsando, apoya el emprendimiento, para lograr que nuestra economía también recupere su dinamismo y su competitividad”.

Comparte este contenido de VoceroRegional.cl