Autoridades lanzan campaña “Calor del Bueno” que promueve el buen uso de leña seca

Con la difusión del buen uso de la leña seca por parte de diversos servicios públicos y una muestra explicativa a la comunidad sobre la medición de humedad de la leña; el Ministerio de Energía lanzó en la región de Los Ríos la campaña “Calor del Bueno”, la cual busca incentivar el uso de leña seca en la zona sur del país.

La plaza de la República de Valdivia, fue el escenario escogido para dar a conocer los detalles de esta nueva campaña y las ventajas de la leña seca para quienes consumen, producen y venden este recurso. En la ocasión participaron las Secretarías Regionales Ministeriales (Seremis) de Energía, Medio Ambiente,  Agricultura y Vivienda y Urbanismo; la Corporación Nacional Forestal (CONAF), el Servicio de Cooperación Técnica (SERCOTEC), el Instituto Forestal (INFOR), el Sistema Nacional de Certificación de Leña (SNCL), y productores de leña seca en la región.

Según explicó el seremi de Energía, Pablo Díaz, “el Gobierno asumió un nuevo rol en materia energética, y para ello, lanzamos esta campaña que tiene una duración de un mes y medio, y que tiene por objetivo inspirar a las personas para hacer un buen uso de la leña, entendiendo que su uso es parte de la vida cotidiana del sur. Buscamos que sea una nueva cruzada tanto a nivel país como en términos personales”.

La autoridad además sostuvo que “la leña es una parte de la cultura del sur  y es una fuente de primera necesidad tanto para calefacción y cocina en nuestro país. Casi un 80% de la población del centro sur del país declara consumir leña, siendo su uso transversal en todos los niveles sociales. Sin embargo, el alto grado de informalidad con que se comercializa la leña y el amplio uso con un alto contenido de humedad, en calefactores ineficientes, provocan importantes problemas de contaminación y de salud en las personas, llevando a que numerosas ciudades, entre ellas Valdivia, hayan sido decretadas como zonas saturadas”.

“Por eso, el Ministerio de Energía contempla una política integral para la leña en el país, que culminará con la creación de una ley que establecerá a la leña como un combustible que será regulado. Hemos decidido tomar el liderazgo en este tema y enfrentarlo participativamente, con la claridad que es un tema urgente y necesario, que permitirá que la leña y sus derivados tengan una base sustentable y que pueda proyectarla y profesionalizarla en el tiempo, ya que entendemos que el calor de la leña es calor del sur, y por lo tanto, es calor del bueno”.

Consumo de Leña

La leña es una de las fuentes energéticas más utilizada por los chilenos, especialmente para calefacción en esta época de invierno y cocción de alimentos en los hogares del centro sur del país. Según la encuesta Casen 2013, el 74% de los hogares del centro sur de Chile (aproximadamente 6 millones de personas) consume leña.

Según la encuesta anterior, en la región de Los Ríos cerca de 353 mil personas (96%) y 111 mil 900 familias (95%), consume leña. Sin embargo, su comercialización es altamente informal, provocando degradación del bosque nativo; y su mal uso, con alto contenido de humedad en calefactores ineficientes y en viviendas con baja o nula aislación térmica, es el principal responsable de la contaminación.

Leña Seca

 El gerente del SNCL, Vicente Rodríguez, puntualizó que “la Norma Chilena Oficial de La Leña, considera leña seca la que contiene en promedio un 25% de humedad o menos, ya que así se encuentra en condiciones óptimas para utilizarla en cocina o calefacción. De lo contrario, se establece que no es apta para uso como combustible”.

Rodríguez añadió que “según el estudio Secado de Leña y Equivalencias de Contaminación, cuando la leña está verde o recién cortada puede contener valores de agua muy altos, con cifras que van desde 60% a 130% de contenido de humedad en maderas duras y el doble en maderas muy porosas o suaves. Por lo tanto, los productores y comercializadores certificados deben utilizar estrategias de secado para seguir disminuyendo el contenido de humedad y así alcanzar los niveles permitidos”.

Por su parte, el jefe provincial de Conaf en Valdivia, Rodrigo Pedraza, manifestó que para reconocer la leña seca, “ésta se identifica por ser liviana, con color opaco, con la corteza desprendida y por las grietas en sus extremos. Además, al comprar la leña hay que preferir la astilla que no sea mayor a 16 cm de ancho por 25 a 35 cm de largo”.

El profesional  agregó que, “al momento de almacenar la leña, debe hacerse en trozos pequeños, ya que así se mantiene la buena calidad. De igual forma, se aconseja guardarla bajo techo, en forma “encasillada” y aislada del suelo, para evitar que la humedad penetre en la madera”.

Productores

En el lanzamiento, participaron productores de seña seca de la región. Entre ellos, Juan Rivera dueño del centro de acopio Energileñas de Valdivia, quien además en 2014 se adjudicó un fondo del Ministerio de Energía y Sercotec para ampliar su galpón y mejorar el secado de su leña.

“Todo lo que sea educación para la gente es bueno, que se sepa lo que significa usar leña seca a nosotros los productores y comerciantes nos favorece un montón. Siempre se va a preferir la leña seca, por todos los beneficios que esto trae,  la comunidad debe conocer los beneficios de esto y los factores que influyen en ello. También deben conocer los efectos negativos de consumir leña húmeda, el estado sanitario, la densidad de la madera y el buen uso de un equipo eficiente”, afirmó Rivera.

Comparte este contenido de VoceroRegional.cl