Berger destacó aprobación a reclamo contra Ministro Undurraga en la cámara

Con el voto favorable del Pleno de la Cámara Baja el diputado Bernardo Berger representó la indignación que impera en Valdivia por la fallida construcción del Puente Cau-Cau, y reiteró sus dichos en torno a que el Ministro de Obras Públicas Alberto Undurraga “dé un paso al lado” por la responsabilidad administrativa, técnica y política que le corresponde a la cartera.

Este jueves, el parlamentario por Los Ríos expuso durante la “Hora de Incidentes” la situación del viaducto y pidió la aprobación de los diputados para que en las próximas horas se oficie al titular del MOP.

A continuación, el texto íntegro de la intervención:

Indignación. Si Señor indignación es lo que sienten miles de valdivianos por la total falta de cuidado con que el Ministerio de Obras Públicas ha conducido el Puente Cau-Cau.

Los errores suman y siguen en una suerte de desfile de la estupidez. Me molesta particularmente que hasta ahora, pese a investigaciones instruidas en la Contraloría, pese a múltiples denuncias, a fallas gravísimas en la labor de fiscalizar que tenía el MOP, a la fecha de hoy no hay un solo responsable administrativo, ni un solo responsable técnico, y obviamente ni un solo responsable político que se digne a dar la cara en ese Ministerio.

Señor Ministro: tratar de endosarle la culpa a la administración anterior equivale a una desfachatez del porte de un buque. Esto porque si se trata de escarbar el origen del problema, le recuerdo el cuestionable escenario en que se licitó y ejecutó los diseños de ingeniera de detalle entre los años 2007 y 2009, por casi 600 millones de pesos, y que al día de hoy parece que no sirvieron de nada.

Señor Ministro, le recuerdo que el puente sobre el río Cau-Cau es una obra de Estado en el cual han tenido participación las administraciones del Presidente Frei, del Presidente Lagos, del Presidente Piñera, y por cierto en dos períodos, de la Presidenta Bachelet.

Los gobiernos cambian, pero el Ministerio de Obras Públicas, los responsables, los fiscalizadores, los conductores que debían velar por el proyecto, son los mismos.

Por lo anterior solicito este oficio para representar la más profunda indignación de quienes estamos viendo el sueño de la conectividad arruinado por negligencia ministerial y para invitar al Señor Ministro a reflexionar profundamente y a asumir la responsabilidad política, técnica y administrativa que le corresponde, tal como debe hacerlo un Ministro de Estado.

Mientras tanto los que entendemos un poquito más de contratos y obras con el Estado sabemos que en el sector público dos años más de demora de un proyecto, son mucho más que eso y claramente, lo escuetamente informado por el MOP sobre el fin del contrato con AZVI, si bien lo aplaudo porque al menos UNA decisión se tomó, la verdad es que más allá de eso, no se ha entregado ninguna garantía que dé tranquilidad sobre la continuidad del proyecto.

Comparte este contenido de VoceroRegional.cl