Diputado Berger apoya modernizar ley de co-propiedad inmobiliaria

Rebajar los quórums mínimos requeridos para la realización de asambleas de copropietarios, y por ende tomar decisiones en comunidades de condominios y edificios, es el objetivo de la modificación a la Ley de Copropiedad Inmobiliaria que se discutirá en la Cámara Baja, y que es respaldada por el Diputado RN Bernardo Berger.

Así lo planteó el parlamentario Berger, que a su vez destacó que “nos hemos jugado en reducir los quórums para la toma de decisiones al interior de estas comunidades, y también para mejorar la participación y fomentar la sana convivencia, dado el impulso que han tenido durante los últimos años las construcciones de edificios y condominios. Resulta inminente atender a los cientos de miles de residentes que se ven afectados y que no están participando de las reuniones ordinarias y extraordinarias, dilatando así la resolución de un conflicto o toma de decisiones que involucra a toda la comunidad donde -en muchos casos- termina resolviendo de manera arbitraria el administrador de la propiedad”, agregó.

“Esta realidad entorpece la toma de decisiones respecto de los espacios comunes y forma de vida en comunidad, toda vez que los quórum exigidos por la normativa vigente no siempre se pueden reunir, sobre todo porque en la mayoría de los casos los propietarios no viven en la misma comunidad, y quienes arriendan suelen sentirse ajenos a la toma de decisiones, lo que va en desmedro de a quienes sí importa y urge llegar a acuerdos”.

La iniciativa dejaría explícito que las reuniones extraordinarias tendrán lugar cada vez que lo exijan las necesidades del condominio, tanto por solicitud del Comité de Administración o de los copropietarios, que representen a lo menos el diez por ciento de los derechos en el lugar, y en ellas sólo podrán tratarse los temas incluidos en la citación. La normativa vigente indica que el mínimo es del 15%.

Por su parte, para las asambleas ordinarias se bajó de un 60% a un 40% el quórum de asistencia en la primera citación; y en segunda citación -con la asistencia de los copropietarios que concurran- se podrán adoptar los acuerdos que estipule la mayoría absoluta de los asistentes.

En tanto, en las asambleas extraordinarias se disminuyó de un 80% a un 50% el quórum de copropietarios en la primera citación. Mientras que en la segunda citación se rebajó de un 60% a un 20% la representación de los copropietarios. En este tipo de reuniones, los acuerdos se adoptarán con el voto favorable del 50% de los derechos asistentes, mientras que en la normativa vigente se exige el 75%.

Comparte este contenido de VoceroRegional.cl