Diputado Berger a favor de sanciones por basurales clandestinos

Ampliar las sanciones tanto para el que transporta como para el que encarga, pero más importante todavía, fortalecer la fiscalización, son a juicio del diputado Bernardo Berger aristas que podrían ayudar a controlar los basurales y vertederos clandestinos que proliferan en las comunas de Chile.
 
Así lo sostuvo hoy el parlamentario RN en medio de la discusión del proyecto de ley que sanciona el transporte de desechos hacia vertederos clandestinos, en su primer trámite constitucional.
 
“Me parece de toda pertinencia esta modificación legislativa, que viene a poner el acento en un problema real y palpable que al final del día deben enfrentar las municipalidades y los vecinos, ante la constante aparición de verdaderos vertederos clandestinos”, indicó.
 
Resaltó asimismo que la normativa propuesta afectará no sólo al que traslada de forma ilegal basura y la vierte, sino también a quien encargue esta acción, elevando a su vez los rangos sancionatorios y estableciendo nuevas agravantes a lo que hoy da origen a un verdadero problema ambiental en las ciudades.
 
“Lo que se origina por esta acción irregular es un problema que, remediar, tiene un alto costo económico para los gobiernos locales, y que plantea además la carencia de herramientas fiscalizadoras efectivas. De ahí que junto con valorar por tanto este proyecto porque me parece pertinente, debemos dotar de mayores herramientas fiscalizadoras y recursos para ello dirigidos a los municipios”, subrayó Berger.
 
Añadió que se espera que de la iniciativa se generen aumentos sustantivos en los ingresos a través de los juzgados de policía locales, “pero todos sabemos que para ello pasará un buen tiempo; de ahí que en lo que resta de la tramitación legislativa de ésta o de nuevas iniciativas, debemos tratar de resolver esta debilidad que seguirá presente hasta que no le pongamos atajo como corresponde”.
 
La iniciativa sanciona, entre otros aspectos, con una multa de 2 a 100 unidades tributarias mensuales (UTM) a quienes encarguen el traslado o depósito, y con iguales montos al propietario de vehículo con el cual se realice el transporte.

Para el conductor no propietario de dichos vehículos se contempla un sanción de 2 a 50 UTM, además de la suspensión de la licencia de conducir y la inhabilidad para obtenerla hasta por dos años.

La sanción se elevará hasta 150 UTM si se encarga o realiza el transporte, traslado o depósito de desechos tóxicos, peligrosos o infecciosos, en cualquier tipo de vehículo. Adicionalmente, será castigado con presidio menor en su grado medio y con la suspensión de la licencia de conductor e inhabilidad para obtenerla hasta por dos años a quien efectúe el traslado.

Comparte este contenido de VoceroRegional.cl