Concurso Viva Leer escogió a la Escuela Leonardo Da Vinci de Valdivia para implementación de una biblioteca escolar

Con gran alegría la Escuela Leonardo Da Vinci de Valdivia recibió la noticia de ser este año la comunidad educativa de la región de Los Ríos favorecida por el Concurso Viva Leer, el cual otorga una completa implementación bibliográfica a establecimientos del país con la finalidad de potenciar el hábito y el gusto por la lectura en alumnos.

La adjudicación de este beneficio significa que el establecimiento municipal será dotado con más de dos mil textos que van desde la literatura infantil, juvenil hasta la adulta; además de considerar la implementación de escritorios, sillas, estanterías, un rincón infantil, computadores y una completa ambientación del espacio donde se instalará la biblioteca, la cual también estará abierta a padres, organizaciones comunitarias y vecinos del sector, quienes previamente inscritos, podrán solicitar libros.

El alcalde de la comuna de Valdivia, Omar Sabat, valoró la gestión realizada por la escuela para conseguir este beneficio y destacó que vecinos también puedan hacer uso del material. 

“Quiero felicitar a esta escuela porque gracias a esta iniciativa los alumnos de esta escuela  municipal ahora contarán con una biblioteca de primer nivel con libros novedosos y didácticos que fomentan el hábito lector”, señaló.

A ello, el jefe comunal agregó “es importante destacar que esta es una propuesta innovadora ya que no sólo beneficiará a los estudiantes, sino que también a la comunidad de los Barrios Bajos y sus organizaciones comunitarias, quienes podrán tener acceso a este material lo cual será de gran utilidad para ellos”, indicó Sabat.

El director de la escuela beneficiada, Sergio Espinoza, señaló “estamos muy felices porque estamos concretando un nuevo sueño para nuestra comunidad escolar y contamos con una nueva herramientas para mejorar aún más los niveles de calidad de los aprendizajes de nuestros estudiantes”, manifestó.

Cabe señalar, que el beneficio entregado por Fundación La Fuente también contempla la asistencia técnica de un monitor, quien durante dos años colabora en la biblioteca asesorando al establecimiento para fortalecer el vínculo entre la comunidad y los libros.

Comparte este contenido de VoceroRegional.cl