Droga “Pandora” forma parte de sustancias ilícitas en Chile

Su satisfacción por la respuesta que permitió incluir rápidamente la Feniletilamina, una poderosa droga sintética también conocida como “Pandora” y una treintena de sus derivados, en la lista 1 de sustancias prohibidas en Chile, manifestó el diputado Bernardo Berger.
 
Conocida también como Pandora, C-boom y N-boom entre otros nombres, fue identificada en el país por las autoridades en mayo del 2013. A la fecha se han detectado al menos 35 variedades a partir de la molécula original. Pese a ello no existía, hasta ahora, regulación sobre su comercialización y consumo.
 
El parlamentario había alertado a la ministra de salud sobre esta situación el 10 de abril pasado, e incluso ofició a la cartera para que se incorporara al listado de drogas ilícitas, en atención a los altos riesgos para la salud de la población.
 
Por eso, elogió la respuesta recibida esta semana desde el Ejecutivo, que acogió la propuesta en el sentido de modificar el decreto supremo N° 405 del Ministerio de Salud en el sentido de incorporar la droga en la lista 1 del reglamento de productos psicotrópicos.
 
El decreto, ya vigente, fue modificado en su apartado, título V, en la línea de prohibir “sustancias derivadas de la feniletilamina y dimetiltriptamina con efecto alucinógenos contenidas en todo material o preparación, en cualquier cantidad de sustancias, sales, isómeros o mezclas”, individualizando 41 fórmulas de la droga.
 
Pandora –el nombre de fantasía más comúnmente usado para la feniletilamina-  es una de las drogas más potentes y de más rápida masificación en Chile desde el LSD, cuyo ingreso al país se produjo en la década de los 60.
 
Esa masificación se debería, entre otras razones, a que con una menor dosis se pueden producir los mismos o mayores efectos que con el LSD u otras sustancias similares, lo que en poco tiempo la ha transformado en la preferida de entre las “drogas de discoquete”, llamadas así porque su consumo circula a través de fiestas masivas.
 
Según datos del Instituto de Salud Pública de Chile, hasta antes del 2013, de 2 mil 600 dosis sintéticas decomisadas y derivadas a sus laboratorios para análisis, cerca de 2 mil correspondían a LSD y la diferencia a otras sustancias. En tanto, a finales del 2013, las cosas se invirtieron, y casi el 90 por ciento de los análisis arrojaron drogas en base a Feniletilamina.
 
La Feniletilamina es base para una serie de drogas sintéticas fabricadas especialmente en Europa. Tiene una presentación y un efecto similar al LSD. Su fabricación no regulada, de forma clandestina, la hace altamente peligrosa y poco predecible.

Comparte este contenido de VoceroRegional.cl