Diputado Iván Flores rechazó reajuste al salario mínimo

El legislador por el distrito 53 de la región de Los Ríos, fue claro en explicar que “el salario mínimo es y seguirá siendo una de las herramientas de política pública necesaria para mejorar la condición de vida de los trabajadores más vulnerables, al asegurarles un piso de entrada al mercado laboral”. 
 
Por tanto explicó el parlamentario, “es mi deber ético y de consecuencia con mi moral cristiana enfatizó que; mientras no se corrija la nefasta ficha de protección social que impide que el estado cumpla su rol subsidiario integralmente y no sinceremos las cifras y formas de calcular el desempleo real, además de avanzar en mejorar la atención en salud y los remedios estén verdaderamente al alcance de las familias y no mostremos voluntad de tener un mejor control sobre la concentración de la riqueza y la colusión de precios, no mejoremos el abuso en los cobros de servicios básicos que empresas trasnacionales hacen en Chile lo que no pueden hacer en su país de origen, y por último, no seamos capaces de corregir distorsiones mayores en la estructura económica, no apoyaré este escuálido reajuste al salario mínimo, que no da cuenta de lo que la gente requiere para apenas vivir”.
 
Y añade, “debemos hacer un mayor esfuerzo para que el ingreso mínimo pueda acercarse un poco más a la realidad cotidiana de los trabajadores más humildes, y a lo que denunció nuestra iglesia hace siete años como necesidad de salario ético”, destaca Flores.
 
Agrega, “ni hablar que la vida en regiones es más difícil, donde la fruta, la harina, el combustible o los materiales de construcción, grava notablemente el costo de los habitantes. Lo que cuesta vivir en Santiago o en zonas de buen clima, es mucho menor y no se compara con las regiones donde el frío y la lluvia agregan costos elevadísimos de vida a las personas debido a los costos del transporte y calefacción”.
 
El diputado Flores reconoce que hay un importante compromiso por parte del Gobierno de aquí al 2016, pero puntualiza que se debe  reconocer que existen realidades territoriales y sociales distintas y urgentes en Chile y “mientras no haya una verdadera conciencia de aquello, nunca avanzaremos hacia una sociedad más justa y menos desigual, por eso, por la urgencia de nivelar los ingresos con los costos de vivir en regiones, no apoyaré este acuerdo entre el Gobierno y la CUT”.

Comparte este contenido de VoceroRegional.cl