Alcalde Sabat acusa de «arbitrarias» medidas de descontaminación del Gobierno

Frente a las declaraciones del seremi de Salud de Los Ríos, Sr. Guillermo Ramírez quien anunció la aplicación de un plan de descontaminación para Valdivia a través de la imposición de una serie de medidas restrictivas para los vecinos y vecinas, entre ellas la utilización sólo de leña seca certificada en Valdivia, el alcalde de Valdivia Sr. Omar Sabat manifiesta lo siguiente:

  1. La división de Valdivia con zonas para el uso de calefacción a leña – principal combustible usado en la ciudad por sus costos a diferencia del petróleo u otros elementos- no tienen sustento técnico de ninguna índole, lo que afectará a los vecinos principalmente en periodos caracterizados por las bajas temperaturas y la lluvia, por lo que estas determinaciones de la autoridad regional representan una improvisación irresponsable, siendo los únicos perjudicados quienes no pueden acceder a leña certificada y otros medios de calefacción.
  2. La autoridad regional sólo busca cumplir con un mandato del gobierno central, sin consultar a quienes representan a los vecinos, en este caso la municipalidad de Valdivia, que cuenta con la información territorial necesaria para tomar una medida extrema como la señalada. El municipio cuenta con catastros de vulnerabilidad de las personas, registros de las viviendas, identificación de las fuentes productivas, y toda la información requerida para tomar decisiones, antecedentes que hemos tratado de aportar a la solución ambiental, pero sin respuesta positiva por parte de las autoridades responsables de esta medida.
  3. La decisión establece que en las áreas de restricción, se excluirán los sectores de mayor vulnerabilidad social; sin embargo la autoridad regional no cumplirá con esta normativa ya que la zona definida está delimitada sólo por las calles del lugar, dejando a vecinos de similar condición social de un lado a otro, con las consiguientes sanciones para quien use leña bajo la declaración de pre emergencia y emergencia. Esto no es la igualdad que el gobierno manifiesta ya que perjudicará por igual a los vecinos de Barrios Bajos, Las Animas, Teniente Merino, Regional, Angachilla, San Pedro, Collico, Isla Teja, centro de Valdivia, Independencia y El Laurel, entre otros.
  4. Las 16 áreas de exclusión determinadas por el gobierno regional de Los Ríos significarán que sobre el 50 por ciento será excluida de las medidas de restricciones del uso de leña, lo que demuestra la poca efectividad de la disposición, destinada a mejorar la calidad del aire. Aquí claramente faltó una socialización de las medidas, no sólo con el municipio, sino con las organizaciones sociales, productivas y principalmente los vecinos y vecinas de Valdivia, denotando la arbitrariedad de la autoridad sin consultar a las bases ciudadanas.
  5. El municipio está preocupado de la calidad del aire, especialmente del aire que respiramos, prueba de ello es la utilización de leña seca certificada en sus dependencias desde hace un periodo prolongado; sin embargo el costo de este combustible no está al alcance de todos los vecinos como debiese ser, para bajar los índices de contaminación, lo que demanda una mayor participación del Gobierno a través de sus programas.
  6. A través del apoyo del Estado se permitiría subsidiar la entrega de bonos para la compra de leña seca, medida que beneficiaría a nuestros vecinos y vecinas de escasos recursos. Además se debería incrementar el recambio de los calefactores, disposición que debe ser extendida a la clase media de la comuna, ya que no se puede castigar el esfuerzo de estos pobladores mediante gastos no contemplados en sus presupuestos, en muchos casos sólo pensiones. No pueden castigar a la clase media de Valdivia, ni a ningún vecino de esfuerzo.
  7. Creemos que se debe fortalecer la educación ambiental, en todos los estamentos de la educación local, tarea que ya desarrollamos en las escuelas y liceos municipales.
  8. Hoy, a días de la implementación de esta medida se pretende sancionar a quienes no pueden comprar leña seca, que actualmente cuesta cerca de 35 mil pesos, sin considerar que además, la oferta actual no cubriría la demanda local que bordea los 200 mil metros cúbicos, frente a los 25 mil que mantienen los proveedores.
  9. Sin duda que debido a los costos que involucra el uso de leña seca certificada y elementos autorizados por la autoridad regional, esta imposición no es sustentable para una amplia cantidad de nuestras familias valdivianas. Está determinado que las multas que pueden cursar los inspectores de la autoridad de Salud, que llegarían a los 200 mil pesos para quien sea sorprendido usando leña no certificada en las amplias zonas de exclusión y bajo las declaraciones de pre emergencia y emergencia, no contribuirán efectivamente a bajar los índices de contaminación sin el respaldo del gobierno y de los recursos necesarios para apoyar a los vecinos como está demostrado en ciudades como Temuco.

La solución pasa por incrementar el recambio tecnológico de los medios de calefacción de las familias, junto con implementar políticas nacionales centradas en la diversificación de la matriz energética.

Comparte este contenido de VoceroRegional.cl