Diputado Berger llama a la “cautela” acerca de figura del administrador provisional de Educación

Aunque compartió la idea de establecer mejores mecanismos regulatorios en materia económica en el campo de la educación, advirtió que no puede ser a costa de vulnerar la autonomía de las universidades con proyectos “a medio hacer”.

Lo que hoy estamos analizando y discutiendo en la Cámara de Diputados es la formulación de un marco normativo para que se aplique a las instituciones de educación superior, fiscalizándolas y aplicando sanciones cuando éstas infrinjan dicho marco.

Pero a mi juicio esa responsabilidad debiera estar ya asumida en la Superintendencia de Educación Superior, otro proyecto de ley que desde hace algún tiempo está en el Congreso, pero para el cual la presidenta no ha pedido movilidad.

Pero además, la Superintendencia es un compromiso dentro de los primeros 100 días de su gobierno.

Por tanto, el primer sentido de la advertencia es que el gobierno insiste en presentar proyecto a medio hacer y en duplicar instituciones con un mismo fin, campo en el cual el Administrador provisional tiene poco o nada de sentido, si ya se está proponiendo un superintendente que perfectamente puede asumir dicho rol.

Por otra parte, el sistema legal chileno asegura autonomía a las universidades, garantía establecida a nivel estatutario, por lo que hay que ser extremadamente cauto a la hora de proponer estas medidas tipo “inquisición”.

Por lo tanto, y ante la inminencia de la figura del administrador provisional, hacemos un llamado a acotar claramente las funciones y tareas para no entrar en conflictos der carácter constitucional.

Comparte este contenido de VoceroRegional.cl