Comunidades de Curiñanco luchan por asfaltado de caminos interiores

Con vecinos representantes de ocho comunidades de Curiñanco y sus alrededores, se reunió este sábado el diputado Bernardo Berger para acordar acciones que permiten mejorar los caminos interiores.
 
La reunión se efectuó este sábado en la sede del agua potable rural de Curiñanco, ocasión en que los vecinos manifestaron al parlamentario su preocupación por el mal estado de la ruta T-340 que une a Valdivia con la localidad costera, y plantearon las aspiración de conseguir el asfaltado para ella.
 
“Los vecinos se han organizado y han estado haciendo llegar a las autoridades una propuesta que es totalmente atendible y razonable. Si se mejora la ruta interior y se unen las localidades por Curiñanco alto, se soluciona no sólo el aislamiento que sufren actualmente, sino también se abre una gran posibilidad de desarrollo turístico al unir el circuito de parques, costa y humedales”, opinó Berger.
 
De acuerdo a lo informado a los vecinos, agregó Berger, la Dirección de Vialidad les habría asegurado que habrían 375 millones de pesos para que este año se hagan los estudios de factibilidad, los que podrían extenderse hasta por un año.
 
“A ellos (vecinos) les interesa acotar estos tiempos y que las cosas se hagan. Son estas mismas familias las que en el pasado, con pala y picota, abrieron las huellas y caminos que ahora los unen, y estos mismos caminos, por el alto de Curiñanco, son también la vía más lógica para conectarlos a través del asfaltado”. Añadió.
 
La ruta T-340 se inicia en el camino a Niebla, pasado el puente Cruces, y une, entre otras, a las localidades de Punucapa, el Potrero, Chabelita, Bonifacio, Los Pellines, Pilolcura, la Misión y el propio Curiñanco. Es además, la única vía alternativa para unir a Valdivia con la costa cuando hay problemas por la ruta principal que bordea el rio y el mar.    

Comparte este contenido de VoceroRegional.cl