Hombre murió tras caer al río Caunahue en Futrono

Sin vida apareció el cuerpo de Pablo Valenzuela Norambuena, quien en horas de la tarde de este viernes fue reportado como desaparecido en el sector de Los Cerrillos.

Se trata de una persona muy conocida y querida en Futrono. Estaba casado con Patricia Kanda y deja a 3 hijos y dos nietos, los que quedarán en una situación difícil pues dependían de su actividad como mecánico desabollador.

Personal de Carabineros de Llifén, voluntarios de la Tercera Compañía, familiares y amigos rastrearon el área desde las 16.30 horas, a la espera de hallar vivo a Valenzuela, quien se encontraba pescando Los Cerrillos al momento de su posible caída a las aguas del río Caunahue.

De acuerdo a la información entregada por diariopaillaco.cl, el malogrado vecino se apartó de un grupo de amigos con los que llegó a pescar desde Futrono y se fue a intentar suerte a unos 150 metros del puente Los Cerrillos, en un punto conocido como los pozones. Pasaron los minutos y sus acompañantes advirtieron que ya no estaba, lo llamaron, comenzaron a buscar desesperadamente y como no apareció, dieron aviso a Carabineros.

El caso movilizó de inmediato a las instituciones llifeninas, quienes dieron con el cuerpo – a eso de las 17.30 horas – a un par de kilómetros río abajo desde donde se habría producido la caída, específicamente en el área localizada entre los puentes Cerrillos y Caunahue.

El hallazgo estuvo a cargo de los bomberos de Llifén, los que divisaron el cadáver en medio del río en una zona de difícil acceso. Aunque la investigación está en manos de Carabineros, se presume que Valenzuela resbaló y cayó al torrente que en este periodo del año lleva mucha agua.

La víctima tenía un taller de desabolladura y pintura de vehículos en calle O`Higgins .

Comparte este contenido de VoceroRegional.cl