PDI lanzó campaña NO + BULLYING en Los Ríos

Con el convencimiento de que la problemática del bullying puede y debe ser abordada desde una perspectiva preventiva y no sólo reactiva, la PDI lanzó una campaña orientada a generar una mayor conciencia social acerca del impacto de este fenómeno en las comunidades escolares  y contar con mayor conocimiento sobre cómo prevenirlo.

La campaña, dirigida a comunidades escolares en que interactúan estudiantes, padres y docentes que ven el bullying como una amenaza y requieren mayor apoyo para su prevención, se realizó en dependencias de establecimientos municipales de Valdivia y contó con la participación de oficiales de la Brigada de Delitos Sexuales y Menores de la PDI quienes realizaron charlas informativas respondiendo las inquietudes de padres y apoderados.

En éstas, la PDI realizó un llamado a que sea la comunidad escolar toda la que participe en un esfuerzo mancomunado con la finalidad de evitar el bullying, el cual es posible alcanzar gracias a la comprensión del fenómeno por parte de todos los actores del proceso educativo.

El bullying es un fenómeno que se da al interior de las comunidades escolares y cuenta con un fuerte y complejo impacto en quienes se convierten en víctimas. Además, implica una participación activa o pasiva del conjunto de actores de la comunidad escolar, por lo que sus alcances son aún más complejos.

Si bien la PDI no cuenta con cifras sobre la presencia de bullying o violencia escolar en el país -esto porque no está tipificada como delito- es importante considerar que la intervención en materias preventivas está relacionada con la Ley de Responsabilidad Penal Adolescente ya que en el acoso escolar pueden estar presentes los delitos de lesiones y amenazas. Además, en el caso de ciberbullying pueden presentarse también conductas sancionadas por la ley como usurpación de identidad o producción y almacenamiento de pornografía infantil.

Pero más allá de las aristas penales que puede alcanzar, actualmente esta problemática tiene una dimensión aún mayor a través de la vinculación con el suicidio adolescente, dando una muestra clara del alcance de proporciones que el bullying y sus consecuencias posee. Si bien no existe una asociación directa entre bullying y violencia escolar, algunas veces entre las motivaciones presentes en el caso del suicidio adolescente se cuenta el acoso escolar, tal como han registrado los medios de comunicación de nuestro país.

¿Qué hacer en caso de violencia o bullying?

Para conocer y combatir este fenómeno es necesario comprender que es un tipo de violencia escolar con características claras y precisas. Consiste en una agresión intencional, ejercida de forma constante sobre una víctima indefensa.

La víctima de bullying no siempre es capaz de avisar y detener a tiempo la conducta abusiva, por lo que es importante poder reconocer otras manifestaciones no verbales. Cuando un niño está siendo posiblemente intimidado, se puede presentar indicadores como inseguridad, ansiedad, baja autoestima, problemas de conducta, aversión escolar, cambios de ánimo, entre otros.

Para combatir este fenómeno, se requiere promover un conjunto de actitudes y conductas positivas que fomenten una buena convivencia en el colegio y que se proyecte fuera de él. Las principales son solidarizar, dialogar y escuchar, ayudar al otro, no discriminar y prevenir conflictos.

En primera instancia, la víctima debe saber que puede contar con el apoyo de la familia y/o círculo de confianza y en el colegio, de su profesor, inspector, director, psicólogo u orientador.

También se puede consultar  o denunciar al Ministerio de Educación a través del teléfono: 600 600 26 26. Cuando existen actos constitutivos de delitos como lesiones y/o amenazas, se puede recurrir a la PDI, fiscalías o tribunales de la familia.

Comparte este contenido de VoceroRegional.cl