Mineduc en Los Ríos invita a leer “Un Cuento al Día” en verano

Con la lectura del cuento “La Caperucitala”, una versión moderna de la tradicional “Caperucita Roja” a niños y niñas de Lanco, la Seremi (s) de Educación, Yasna Lobos, hizo una invitación a la comunidad de la región de Los Ríos a aprovechar la temporada de verano para disfrutar de la lectura en familia. La actividad se desarrolló en dependencias de la Biblioteca Municipal y contó con el apoyo del Departamento de Administración Municipal de dicha comuna.

En el contexto de los lineamientos del Plan Nacional de Fomento de la Lectura “LEE CHILE LEE”, llevada adelante por el Ministerio de Educación; el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, y Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos, se encuentra la promoción de la formación de una sociedad de lectores y lectoras, en la que se valore la lectura como instrumento que permite a las personas mejorar su nivel educativo, desarrollar su creatividad y sensibilidad. En ese sentido, dentro del portal web de este programa www.leechilelee.cl, se puede acceder a material descargable y gratuito que se puede revisar en familia como “Un cuento al día”, láminas de lecturas compartidas, audio cuentos y guías orientadoras de lectura.

“El Ministerio de Educación invita a todos los niños y niñas de la región a que lean y disfruten los momentos de la lectura, ya que les posibilita la oportunidad de comunicarse, imaginar y descubrir distintas experiencias, las que pueden compartir con sus amigos y la familia. Para eso, los instamos a que revisen el material que se encuentra disponible en el portal del Plan Nacional de Fomencto de la Lecturawww.leechilelee.cl”, explicó la autoridad regional.

Asimismo recalcó que “en esta época de verano en el que tenemos más tiempo, es importante hacer un llamado a que los padres se involucren en esta aventura de la lectura, por ejemplo, a través de un cuento en la noche antes de dormir, o el día domingo, mediante alguna noticia que les haya llamado la atención, con el objetivo que los niños vayan desarrollando su pensamiento crítico, y tengan opinión no sólo en el mundo de la imaginación, sino también en el mundo real”.

Esta medida implementada por el Gobierno, integra diversas miradas sobre lo que significa leer y se dirige a todos los habitantes del país, comprendiendo que cada persona desarrolla su propia práctica lectora, de acuerdo a sus motivaciones, intereses, conocimientos y contextos individuales, sociales, culturales e históricos. El Plan Fomento Lector está presente con acciones específicas con el fin de orientar, guiar y apoyar sus prácticas y hacer de Chile una sociedad más lectora.

La Seremi (s), además destacó que la lectura temprana es clave. “Los niños a los cuales sus padres les leen desde los primeros años tienen los mejores resultados, logrando hasta 17 puntos más en SIMCE. El impacto es gigante: Leerle a los niños desde los primeros años hace la diferencia”, dijo.

Cabe mencionar que a contar del 2013 se puso a disposición del texto “Un libro, una huella. Guía de Literatura, Libros y Lecturas para niños y jóvenes 2013″, material que contiene un listado de libros que han sido evaluados favorablemente para orientar a mediadores de la lectura (padres, familias, educadores, bibliotecarios y otros) en la selección de lecturas para niños y jóvenes desde el nacimiento (0 años) hasta el fin de la primera juventud (a partir de los 16 años).

Recomendaciones para los padres con hijos pequeños

• Traten de leer juntos todos los días. Estos momentos compartidos con afecto, dejarán recuerdos especiales e imborrables en su vida.

• Un buen momento para la lectura es la hora de acostarse.

• A los niños y niñas les encanta volver a escuchar las lecturas. Léale el mismo libro, cuento o poema, una y otra vez, si ellos lo desean.

• Pregúntele acerca de lo leído: “¿Cuál era el problema que tenía el protagonista?”, “¿Cómo lo solucionó?”, “¿Cómo te habría gustado que terminara la historia?”.

• Invítelo también a dar su opinión: “¿Qué te pareció la actitud del gigante con los niños y niñas?”.

• Sugiérale que se imagine lo que Ud. le está leyendo.

• Dígale que “juegue a leer” los letreros y avisos de la calle.

• Motívelo/a a encontrar la(s) letra(s) que conoce en las cajas de alimentos, por ejemplo, pregúntele: “¿Dónde hay una “a”? ¿Cuántas encuentras?”. Eso lo ayudará a reconocer las letras y más adelante facilitará que aprenda a leer.

• Muéstrele lo útil y entretenido que puede ser saber leer. Por ejemplo, cocinando juntos una receta rica y leyéndola en voz alta, o escribiendo una carta juntos para algún amigo o familiar.

Comparte este contenido de VoceroRegional.cl