Se inició retiro de cables en desuso en Valdivia

Subsecretaría de Telecomunicaciones y las empresas de la región, se busca realizar trabajos coordinados para la limpieza y el retiro de cables en desuso, reduciendo el impacto y la contaminación visual de la ciudad, mejorando el entorno y la calidad de vida de las personas.
El concejo Municipal de Valdivia aprobó la ordenanza n° 2.339 el 12 de marzo de 2013, donde se regula el tendido eléctrico y la canalización subterránea de líneas distribuidoras de energía eléctrica, servicios de telecomunicaciones y otros, en Bienes Nacionales de uso público de la comuna que estén bajo administración municipal.

El objetivo es establecer como política pública un trabajo coordinado entre el municipio, las autoridades regionales y las operadoras de telecomunicaciones para el retiro de cable en desuso, a través de mesas de trabajo para regular una situación que afecta a la ciudad y a los vecinos que muchas veces ven afectada la seguridad en sus barrios.

El alcalde Omar Sabat manifestó que “en el espíritu general de la norma, ésta apunta a que las empresas que hoy usan las postaciones y el espacio aéreo, deben hacerse efectivamente cargo del problema que generan, resolviendo por ejemplo, la alta contaminación visual que provoca la alta tasa de cable en desuso que cuelga del sistema, sin que nadie se haga cargo de ello”.

La autoridad comunal destacó el apoyo de empresas de telecomunicaciones como Telefónica del Sur, quienes de forma voluntaria se sumaron a la normativa, así como de aquellas que han manifestado su voluntad de acatar la ordenanza. Esta se ha trabajado en estrecha colaboración con el Ministerio de Transporte y Telecomunicaciones, principalmente con el Subsecretario Jorge Atton, a quien el alcalde Sabat agradeció su apoyo.

La ordenanza apunta a abordar prioritariamente aquellos sectores de la ciudad que están más complicados, en el perímetro central, e incentivar soterramiento del cableado. La fiscalización de la normativa estará a cargo de los inspectores municipales y Carabineros de Chile quienes denunciarán las infracciones a los Juzgados de Policía Local.

Además se determina que la municipalidad requerirá a las empresas propietarias de los cables un plazo de 10 días hábiles para informar y coordinar con el municipio el retiro de las instalaciones en desuso, o en caso justificar, acompañado de los elementos de prueba, que dichos elementos no se encuentran en tal condición.

Comparte este contenido de VoceroRegional.cl